Huerto y Desamparados

image

PONTIFICIA Y MUY ANTIGUA COFRADÍA DE NTRO. PADRE JESÚS ORANDO EN EL HUERTO Y Mª STMA. DE LOS DESAMPARADO (ANTIGUA CONCEPCIÓN

"Y saliendo, se encaminó, como de costumbre, hacia el monte de los Olivos; y los discípulos también le siguieron. Cuando llegó al lugar, les dijo: Orad para que no entréis en tentación. Y se apartó de ellos como a un tiro de piedra, y poniéndose de rodillas, oraba, diciendo: Padre, si es tu voluntad, aparta de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya. Entonces se le apareció un ángel del cielo, fortaleciéndole. Y estando en agonía, oraba con mucho fervor; y su sudor se volvió como gruesas gotas de sangre, que caían sobre la tierra."

Información

SEDE CANONICA: Iglesia del Real Convento de Santiago (San Francisco)

ICONOGRAFIA: Jesús ora en el huerto confortado por un ángel, mientras Su Madre le sigue bajo manto y palio azul.

IMÁGENES:
CRISTO: La imagen del Cristo data del siglo XVIII, lo único que se salvo en los sucesos de la Guerra Civil, fue la cabeza. El imaginero granadino D. Domingo Sánchez Mesa la restauró y realizó un nuevo cuerpo en 1937. Se completa la escena de la Oración en el Huerto con el ángel que realizara D. Antonio Díaz Fernández en 1957.
VIRGEN: Es una talla anónima posiblemente del siglo XVII. Es una de las pocas imágenes que se salvo de su destrucción.

TRONOS: Ambos tronos son de alpaca plateada y repujada, realizado el del Señor por D. Manuel de los Ríos, en Sevilla en 1982 y el de la Virgen por D. Juan Angulo, en Lucena en 2003, siendo bordado su palio en oro por D. Antonio Ruiz Carmona.

HISTORIA: La actual configuración de esta Hermandad es fruto de la fusión en 1949 de dos Cofradías, la de los Labradores del Señor del Huerto y la de los Ex-Combatientes de la Virgen de los Desamparados que se organizaron en la Iglesia de San Francisco en 1938, pues se habían salvado las imágenes titulares de su destrucción en la Guerra Civil. Anteriormente la Virgen, una advocación de gloria venerada como Inmaculada Concepción, estuvo desde el siglo XVI en las antiguas Casas de Cabildo y en las murallas de la Puerta Real de la Villa. El Cristo tuvo Hermandad propia desde el siglo XVIII acogida en el seno de la antiquísima Cofradía de la Santa Caridad con las que procesionaba el Martes Santo y de la que se escinde con la decadencia de esta en el siglo XIX.