Historia del Museo

Santa María

Sobre la línea que marca el horizonte más reconocible de Vélez-Málaga, destaca sin duda la silueta de la antigua alcazaba árabe y del templo parroquial de Santa María la Mayor.
Tras la conquista cristiana de Vélez-Málaga acaecida en 1487, la Mezquita Mayor de la ciudad se consagra como templo cristiano bajo el nombre de Santa María de la Encarnación, siendo esta la advocación predilecta de los Reyes Católicos.
La primera ceremonia religiosa que se celebra en nuestra ciudad se realiza en la antigua mezquita-aljama, que se decora con imágenes, tapices, objetos religiosos que traen consigo los mismos Reyes Católicos, siendo consagrada para el culto cristiano por el cardenal Mendózar. De esta época se conservan algunos objetos destinados al culto divino, como un soberbio cáliz de plata sobredorada con esmaltes de estilo gótico, casullas bordadas en oro, etc.
Años más tarde, sobre los cimientos del templo musulmán (del que se conservan elementos con el aljibe), se empieza a levantar el templo que conocemos en la actualidad, construido en el más puro estilo mudéjar, con bellísimos artesonados de madera, tanto en la nave principal como en el claustro, sobresaliendo el artesonado del presbiterio, con caprichosos dibujos geométricos, siendo las líneas más puras de este estilo las que podemos abservar hoy día, ya que el templo fue desprovisto de su ajuar y mobiliario en la guerra civil española, destruyéndose verdaderas obras de arte en imaginería, retablística, orfebrería, bordados, etc. qie se atesoraban entre los muros de este templo.
Por suerte, hoy en día podemos disfrutar de una de las mejores joyas de la provincia en cuando a talla en madera se refiere.
El altar mayor está decorado con un impresionante retablo de madera tallada y dorada, de mediados del siglo XVI, atribuido al escultor Pedro de Moros, el cual fue tristemente mutilado en su parte escultórica, conservándose varias de las tallas, destacando la Asunción, y el conjunto del Calvario, presidido por el Santísimo Cristo de los Vigías, titular de la cofradía de su nombre.